El mes de marzo empieza la primavera y en abril se inicia la campaña de la declaración de la renta. Es curioso, todo el mundo habla y sabe lo qué es pero en el momento de realizarla surgen dudas por eso, si tienes que hacerla y no sabes cómo empezar te ayudamos.

Antes de empezar: ¿Quién debe hacerla?
  • Aquellas personas las cuales han ingresado 22.000 euros anuales de un solo pagador. 
  • Aquellas personas que hayan ingresado más de 14.000 euros anuales de dos o más pagadores (siempre y cuando hayan cobrado más de 1.500 de la segunda o otras empresas). 
  • Cuando has realizado inversiones o actividades económicas las cuales tengan que ser declaradas. 

¿Es tu primera vez? ¡No te preocupes! A continuación te enseñamos cómo hacerla.

Para empezar, es importante conocer los días claves en el proceso de declaración de la renta. Como ya hemos mencionado, el proceso se inicia el primero de abril… ¿pero cuando finaliza? Anota en tu calendario las siguientes fechas: 

  • 1 de abril: Inicio de la presentación telemática de la declaración de IRPF. 
  • 13 de mayo: Queda abierto el plazo para presentar las declaraciones de manera presencial. 
  • 25 de junio: Fecha límite para la domiciliación bancaria de las declaraciones con resultado a ingresar. 
  • 30 de junio: Se pone fin al plazo de presentación de la declaración de la renta. 

Ahora que conocemos los días importantes de la declaración de la renta, es hora de empezar a conocer el proceso. ¡No te agobies, verás que es muy fácil! Vayamos paso por paso:

PASO 1: Acceder al portal de la Agencia Tributaria, y una vez dentro, deberás acceder a la sección de “Renta”. Ahí podrás consultar tu actividad económica y obtener la información necesaria para empezar el proceso. 

PASO 2: Una vez hayas accedido a la sección renta, dirígete a la sección de la columna izquierda titulada “Trámites destacados” y selecciona la opción de “Servicio de tramitación borrador / declaración (Renta WEB) y haz clic en “con un número de referencia”. 

PASO 3:  Una vez ahí, deberás identificarte con tu DNI electrónico, (el cual solicitarás en comisaría y ahí te darán un pin de acceso) o con el número de referencia (que es la opción más fácil). 

PASO 4: Seguidamente, selecciona la opción “borrador declaración” y a continuación “nueva declaración”. 

PASO 5: Confirma que la información del formulario es correcta, y haz clic en continuar. 

PASO 6: Para finalizar, en la casilla 475 o 500 encontrarás la cantidad que te sale a pagar o a devolver, ¡y listo! si te sale un número con un signo negativo delante significa que te tienen que devolver, y si no, te toca pagar esta vez.

¿Cómo presentar la declaración de la renta? 

Ahora quizás te estarás preguntando, ¿tengo que hacerlo todo online? o ¿hay otras formas de presentarla declaración de la renta? Existen 3 formas de presentar la declaración de la renta. Vamos a verlas: 

  • Internet: Como hemos comentado anteriormente, el 7 de abril se abre la campaña de la renta, por lo tanto, a partir de ese día, podrás presentar la declaración a través del portal de la Agencia Tributaria “Renta web” 
  • Teléfono: Podrás ser atendido a través del plan de hacienda “Te llamamos” y realizar la declaración de la renta de manera telefónica. Para ello podrás solicitar tu cita en la página de la AEAT, a través de su aplicación o llamando a los siguientes números de teléfono:  901 12 12 24 / 91 535 73 26 o 901 22 33 44 
  • Presencial: Si no te gusta usar las nuevas tecnologías y prefieres hacerlo a la vieja usanza, también puedes realizar la declaración de la renta de forma totalmente presencial. Para ello, podrás pedir cita a partir del 27 de mayo y acercarte a las oficinas a partir del 2 de junio. 

¿Qué documentos necesitas para presentar la declaración de la renta? 

Para poder realizar la declaración del IRPF de manera correcta, necesitarás los siguientes documentos: 

  • Tu DNI oficial, el IBAN de la cuenta bancaria y las referencias catastrales. 
  • Rendimientos de trabajo y actividades económicas, es decir, un certificado emitido por el pagador, como la nómina. en caso de ser autónomo, deberás presentar los ingresos y gastos deducidos en el IRPF de tu actividad económica. 

En caso de haber sido despedido o cesado, deberás presentar el importe de la indemnización, la fecha en que sucedió el despido o cese y de la aprobación del expediente de regulación de empleo (ERE).

  • Rendimiento del capital inmobiliario, es decir, los contratos o facturas de tus bienes inmobiliarios, ya sean alquileres, locales, plazas de garaje, etc. 
  • Tus ganancias y pérdidas patrimoniales, es decir, el rendimiento obtenido de las inversiones realizadas en el 2020. 
  • La regularización por devolución de intereses percibidos de cláusulas suelo. 
  • Otros documentos como los justificantes por donativos, los datos de tu casero si vives de alquiler, así como la cantidad que has pagado o los datos del préstamo hipotecario en caso de que sea necesario.

¿No es tan difícil verdad? No esperes más y empieza a hacer tu declaración de la renta ya, y recuerda, si te toca «devolver»… ¡Hay que celebrarlo!

¡Síguenos!

Si quieres saber más sobre economía y Shasta, visita nuestros últimos artículos del blog.

Síguenos en nuestras redes sociales para enterarte de las últimas novedades. 

InstagramTwitterFacebookLinkedIn

×

Powered by WhatsApp Chat

×